Saltar al contenido
Caja de los 5 Sentidos

5 beneficios para la salud inesperados

En verano, ¿tienes la costumbre de correr un chorro de agua fría en piernas, muslos o pecho, para los más valientes? En invierno, en cambio, una ducha fría, ¡muy poco para ti! Sin embargo, sería interesante ver sus beneficios para la salud. Porque fortalecería su sistema inmunológico, evitaría contraer virus o curaría problemas de la piel. ¡No es casualidad que los spas lo hayan utilizado desde los albores de los tiempos!

En Rusia, las escuelas han llevado a cabo un experimento divertido: los alumnos, al aire libre en traje de baño, tienen que verterse una palangana de agua fría por todo el cuerpo y luego disfrutar de una sesión en la sauna antes de comenzar las clases. El objetivo: limitar las enfermedades virales y fortalecer su sistema inmunológico. Una escena inimaginable en Francia. Sin embargo, se dice que las duchas de agua fría tienen muchos beneficios para la salud.

Captura de video: Francia 2

1 / Un efecto relajante para los músculos.

Las duchas de agua fría alivian la tensión muscular, exfolian la piel eliminando las células muertas y reafirmándola. Después de un entrenamiento, se recomienda encarecidamente una ducha fría, a la que están acostumbrados los deportistas. ¿Un día pesado en el trabajo sentado frente a la computadora o muchas horas de pie durante horas? Una ducha fría será bienvenida para combatir la inflamación venosa, las varices y la mala circulación sanguínea.

Crédito: Pexels

2 / Contra problemas de piel y cabello

El agua fría es ideal para el cabello y el cuero cabelludo, devolviéndole vitalidad y brillo. Además, evitaría la calvicie y eliminaría la caspa de forma natural. Porque el agua demasiado caliente abre los poros del cabello y los engrasa. El agua fría también puede aliviar el eccema y la picazón.

Captura de video: caja útil / YouTube

3 / Para calmar los dolores menstruales

Ducharse con agua fría sería muy eficaz para tratar la tuberculosis pulmonar, la inflamación de los órganos sexuales, los problemas de la piel, pero también para aliviar los dolores menstruales.

Captura de video: ROMY / YouTube

4 / Para adelgazar

Las duchas frías pueden tener un efecto diurético, útil para prevenir la acumulación de líquidos y grasas en el organismo. Por tanto, para evitar el aumento de peso, las duchas frías son más eficaces que las temperaturas calientes.

Captura de video: AglajaCH / YouTube

5 / Para combatir enfermedades virales

Tomar una ducha fría promueve la producción de glóbulos rojos, mejorando las defensas inmunológicas del organismo. Termine su ducha habitual con un chorro rápido de agua fría para prevenir enfermedades como la gripe o el resfriado.

Créditos: Pixabay

Las duchas frías están contraindicadas en personas:

  • los que sufren de hipotiroidismo
  • con problemas cardiacos
  • Sufrir de insomnio.

Finalmente, algunas precauciones son imprescindibles antes de dar el paso. Evite las duchas frías repentinas, que alteran el ritmo cardíaco y dañan los pulmones. La inmersión debe ser lenta y gradual, pasando de tibio a frío. Los bebés deben estar acostumbrados a la transición suave al agua fría, pero es mejor si la duración es corta.

Artículos relacionados:

5 cosas que nunca debes hacer en la ducha con la piel seca

6 errores que no debes cometer en la ducha

Por qué deberías dejar de lavarte con un baño de burbujas

Fuente: Doctor Tamalou