Saltar al contenido
Caja de los 5 Sentidos

11 ideas originales para hacer la tarjeta de cumpleaños perfecta

Una tarjeta es uno de esos regalos confiables que nos puede ayudar ante cualquier aprieto, si es que olvidamos haber comprado uno con anticipación. Lo malo de todo esto, es que, por eso mismo, puede ser uno de los regalos más aburridos y menos personales que podamos dar. Pero este problema lo podemos resolver si hacemos un pequeño esfuerzo y trabajamos un poco en nuestra tarjeta. Porque realmente es un regalo confiable, podemos escribir palabras emotivas y de corazón. Y para no fallar con este regalo, aquí tenemos 11 ideas originales para que regalemos la tarjeta de regalo más personal y especial que podamos imaginar.

Una tarjeta puede ser un regalo especial y muy personal.

Una tarjeta para la nueva era

Ya estamos en épocas donde el papel se ha vuelto innecesario. Ahora todos estamos conectados y es prácticamente imposible estar separados por mucho tiempo de nuestros celulares o nuestras computadoras. Para aprovechar los nuevos tiempos, podemos diseñar una tarjeta de felicitaciones digital, hay tantos programas y aplicaciones y sitios como Canva, Renderforest o Adobe Spark que te permitirá hacer todo lo que tu imaginación te permita.

No compliquemos de más las cosas

Si preferimos una tarjeta clásica, no necesitamos de programas especiales o software demasiado complicado, nuestras manos son más que suficientes. Y si tal vez no somos tan hábiles con nuestras manos, podemos hacer algo que sea sencillo pero tierno y aún así podremos conmover a esa persona especial.

Que nuestras palabras salgan del papel

En ocasiones, lo importante no es qué es lo que decimos, sino la manera en que lo decimos, y si lo hacemos de forma sorprendente, hasta el mensaje más sencillo puede ser completamente inolvidable. Podemos hacer una tarjeta pop-up con un mensaje en 3D y estamos seguros que con las palabras más simples podremos emocionar a cualquier persona.

Una tarjeta que sea también un ramo de flores

Ambos son los regalos más básicos, pero no por eso dejan de ser encantadores y tiernos. Pero es nuestra tarea hacerlos muy especiales. Pues en vez de comprar la tarjeta y el ramo de flores, podemos poner un ramo de flores dentro de la tarjeta. La verdad es que es una tarjeta muy sencilla de hacer y será lo más bonito que recibirá esa persona.

Tarjetas para abrir con ternura

Por algo es que los libros pop-up siempre maravillan a los más peques, también nos pueden maravillar a nosotros, sobre todo si hacemos una tarjeta que haga lo mismo. Podemos hacer volar nuestra imaginación y crear todo tipo de tarjetas e imágenes que harán que cada vez que abran la tarjeta se dibuje una gran sonrisa.

Una tarjeta que no se termine de abrir

Lo importante al hacer estas tarjetas es llenarlas de emoción y sorpresa, que efectivamente no parezca más que una tarjeta común y así, nuestra persona especial se llevará una muy grata sorpresa. Básicamente, debemos crear un cubo y decorar con nuestro corazón cada una de sus caras. Y lo mejor de todo es que es ideal para toda ocasión, a pesar de lo que digan los vídeos:

Tarjeta dentro de un cubo que sí es infinito

Y éste es una de nuestras manualidades favoritas. Un cubo que encierra todas las posibilidades, un cubo infinito, de más de 30 caras donde podemos escribir palabras de cariño, mensajes de aliento o todo lo que nazca de nuestro corazón. Y si podemos ser lo suficientemente hábiles, incluso podemos hacer que algunos mensajes cambien dependiendo de la forma en que coloque el cubo. Con esta tarjeta sí que cautivaremos su atención.

Y también una tarjeta que no termina

Esta tarjeta es mágica porque pareciera que realmente no tiene fin. Se trata de un pequeño truco con el papel, bastante sencillo, pero que está garantizado maravillar a cualquiera que reciba una tarjeta de este tipo. Podemos hacer una pequeña historia, escribir todos los mensajes que queramos e incluso agregar fotos y otras decoraciones. Con una tarjeta así, nunca podremos equivocarnos.

Un gran mundo en una pequeña tarjeta

Siempre podemos hacerlo en grande y maravillar de sobremanera a una persona. Esta tarjeta no solamente es creativa, sino que te permite llenarla de detalles extraordinarios y es como si estuvieras regalando un pequeño libro, ¡en una sola tarjeta! Lo cierto es que no es lo más sencillo del mundo y puede ser bastante complicada, pero si nos esforzamos y pensamos que vamos a hacer feliz a esa persona especial, nos saldrá perfecta.

Tarjeta en un libro de acordeón

Y si hablamos de tarjetas que pueden transformarse y esconder una maravilla en su interior, podemos probar con una bonita tarjeta de acordeón, con la que podremos extender cuanto queramos nuestras palabras de amor. También dejamos una pequeña explicación de cómo hacer uno que será perfecto para toda ocasión. Y es que siempre podemos adaptar todos los consejos a lo que más queramos y a lo que más quiera esa persona.

Que explote con mucho amor

Ahora que si lo que queremos regalar es algo mucho más que una tarjeta, podemos hacer esta caja explosiva que, al abrirla, salta y se convierte en una con toda clase de palabras bellas y sentimientos cálidos. Y vaya que estarás regalando una tarjeta como ninguna otra.

Generalmente pensamos que regalar tarjetas no es más que una solución de último momento, que es solamente para situaciones en apuros y que no tienen todo nuestro corazón dedicado en ellas. La realidad es que una tarjeta puede ser el regalo más hermoso que podamos dar, pero nos debemos esforzar.

La mejor tarjeta de regalo es la que hacemos con cariño y dedicación.