Saltar al contenido
Caja de los 5 Sentidos

Esto necesitas saber para elegir el papel de regalo perfecto

Hay ocasiones que el envoltorio de un regalo puede ser igual de importante que el regalo en sí mismo. Y es que abrir el regalo, aunque esté en una caja o forrado, es una experiencia inigualable, se crean y se aumentan las expectativas, la emoción de ese regalo ideal. Paro claro que si elegimos envolverlo mal, vamos a tener una mala experiencia.

Podríamos pensar que es bastante sencillo elegir el papel de regalo para envolver nuestros presentes, pero la realidad es que no es así. Entonces, para que podamos saber y estar completamente seguros del papel que hemos elegido, proponemos las siguientes preguntas que nos deberíamos responder antes de comprar y envolver.

Podemos elegir el mejor papel de regalo.

¿Qué color debo elegir?

No solamente estamos hablando si es un regalo para niños o un regalo para niñas. Debemos recordar que hay una compleja psicología en los colores, que cada color significa algo distinto y además produce en nosotros una sensación distinta. Recordemos que los colores fríos como los azules, generan en nosotros una idea de tranquilidad, de calma y de serenidad, como si solamente quisiéramos estar en nuestro hogar. En cambio, un color cálido como el anaranjado o el amarillo, nos transmite más bien alegría, mucha energía, acción, nos dan ganas de estar al aire libre y de jugar.

También debemos tomar en cuenta que hay fechas y épocas del año en que los regalos prácticamente necesitan tener una envoltura de cierto color: la navidad con sus rojos y verdes, las semanas de otoño con sus cafés y naranjas opacos, la primavera con colores brillantes y saturados. También debemos pensar en cuándo estamos dando el regalo y no elegir un color frío y calmo en medio del verano.

¿A quién le estoy dando el regalo?

Esto será muy importante para elegir además si el papel puede tener diseño, figuritas, o dibujos. Claro que no elegiremos un papel con superhéroes o personajes de videojuegos para el regalo de un hombre ya muy mayor. Y por supuesto que no podemos elegir un papel llano y con un solo color sólido para un niño. Según las edades podemos elegir colores pasteles para los más pequeños, colores vibrantes y diseños extravagantes para los adolescentes y jovencitos, para un adulto lo mejor serán combinaciones más mesuradas, aunque también alegres.

Claro que también debemos pensar en la personalidad de la persona, tal vez quien recibe el regalo es algo muy serio y formal que no le encantan los colores demasiado llamativos, también puede ser todo lo contrario.

¿Qué es el regalo?

Esta pregunta es importante sobre todo pensando en cómo puedo acompañar el envoltorio. Si el regalo ya está en una presentación muy sencilla de envolver, como una caja, será más fácil la tarea de decorarlo para que se vea bello. Tal vez queremos regalar algo como una botella de vino, donde si solamente le envolvemos sin más, va a ser obvio cuál es ese regalo y perderá mucho de la sensación de expectativa y emoción exaltada. Lo mejor es no ser obvios con nuestros obsequios.

También es muy importante saber el ánimo del regalo. Si es un regalo muy alegre, entonces el papel debe tener el mismo sentido del humor. Es distinto cuando se trata de un obsequio más sobrio, más sereno. Lo que queremos es que la expectativa del regalo no se vea manchada por la forma en que la envolvimos.

El papel con el que envolvemos el regalo es parte del regalo en sí.

¿Es una fecha especial?

Así como hay fechas en donde se tienen colores específicos, también hay eventos que exigen un código de envoltura. Seguramente nadie daría un regalo en la boda forrado con otros colores que no fueran blancos y rosas o incluso con diseños distintos a los florales con una gran sensación de elegancia. Ni tampoco alguien llevaría un regalo envuelto así a una fiesta infantil.

Así como hay regalos que no son para todas las ocasiones, aunque también hay regalos que sí pueden ser así, debemos recordar que no todos los papeles pueden tener el mismo éxito siempre. Debemos reconocer la temporada y el tipo de fiesta a la que acompaña nuestro regalo.

¿Cuáles son sus gustos?

Algo así ya lo habíamos comentado anteriormente. Es muy cierto que para dar un regalo necesitamos conocer muy bien a la persona, pero también así, para elegir la envoltura perfecta. Debemos saber qué actividades les gusta, si es una persona musical, entonces podemos elegir papeles que tengan diseños de ese tipo. Porque además encontramos una gran cantidad de diseños envolver. Encontramos papeles para quienes le gustan los deportes, para quienes aman el cine, para quienes disfrutan salir al aire libre y la lista sí que es infinita.

Y recordamos, que lo importante de envolver un regalo es poder generar esa expectativa y emoción, lo cual también podremos lograr mejor si respondemos a sus gustos e intereses particulares, por lo que también podemos considerar en mandar a hacer un papel de regalo personalizado.

¿Realmente necesito comprar papel de regalo?

Esto puede parecer ir en contra de todo lo que hemos dicho todo este tiempo. Y no nos referimos a que tal vez debamos considerar en no envolver nuestro regalo. Más bien, pensemos en ser un poco más conscientes por la ecología y reflexionar si comprar un papel de regalo en específico es lo más apropiado. Recordando las fechas, pensando en el regalo que tenemos y en los gustos particulares de esa persona, tal vez podamos considerar usar periódico para envolver, cartas que le escribamos a esa persona, recuerdos de momentos especiales y de esta forma tendremos un envoltorio que es mucho más especial que cualquier comprado en una tienda.

Debemos pensar que los regalos especiales, lo son no porque sean caros o difíciles de conseguir, sino porque demuestran que realmente nos importa esa persona, que realmente queremos que esté contenta y que disfrute y se emocione con su regalo. Y la misma atención que le damos a elegir el regalo perfecto, le debemos dar a elegir el papel de regalo ideal. Nos disculpamos, pero en esta ocasión, también importa lo exterior y sí se puede juzgar a un libro por su portada.

El papel de regalo es parte de la experiencia de dar un regalo.